Necesidad de la psicopatología

I-¿Qué es Psicopatología?

¡No es!: Semiología psiquiátrica, como mera captación de signos objetivos y/o síntomas objetivados del paciente! ¡¡Los síntomas son los frutos “cosificados” de los procesos psicopatológicos!!
Tampoco es la Sintomática de los cuadros clínicos (síndromes) que se presentan en la praxis de la psiquiatría y la psicología clínica, como meras clasificaciones nosográficas!
¡¡Estas necesarias clasificaciones objetivantes son categorizaciones teóricas desde parámetros epistémicos, postulados por el semiólogo!!
¡Sí es!: La captación desvelatoria del “dinamismo des-organizador (des-apropiante o alienante) de las estructuras significativas (simbólicas) de la configuración del comportamiento humano, que lo tornan desrealizador”.

Psico-pato-logía: Es la patentización del logos (estructuras simbólicas) patológico (destructivo) de la psiquis humana (intimidad personal), que lleva a la "desrealización" de su vida y a su propia "despersonalización".

II-¿Por qué es necesaria la psicopatología?

Porque el ser humano es un animal (biológico) con su “propia especificidad” (simbolismo) que diferencia rotundamente su comportamiento del resto de los animales, y que reorganiza –desde el propio nivel simbólico- la funcionalidad (fisiología) de su organismo.

• Nivel biológico: es una obviedad que el ser humano es un ser orgánico, biológico, condicionado siempre –y a veces determinado- por el funcionamiento (fisiología) de sus estructuras anatómicas y bio-moleculares.
¡Visión actual!:

• El organismo es visto como un sistema autodiferenciado del entorno a través de un intercambio energético, material e informacional con su medio (“sistema abierto autopoiético”).[Varela; Jonas] • La enfermedad biológica es vista como una “ex-propiación”, como una perturbación del proceso de auto-construcción de la unidad integradora del organismo [Diego Gracia]. ¡En la enfermedad una estructura, o una función, pierde su dimensión de ser propia y/o apropiada a la construcción y preservación de la identidad de ese organismo!

• Nivel humano: el animal humano no sólo tiene una relativa diferencia constitucional respecto de sus parientes animales próximos, sino que tiene una “relación informacional” específicamente humana con su entorno, que lo distingue rotundamente del resto de especies, otorgándole una notable “independencia” de su medio (libertad) con un notable “dominio” sobre él (poder técnico) ¡Estos dos (independencia/dominio) son los criterios actuales para caracterizar el progreso evolutivo!.

• Diferencias humanas específicas: Tradicionales:

Logos o palabra. El humano es un animal locuens , que habla y, por lo tanto, nombra las cosas y hace juicios (lógicos) sobre ellas, construyendo relatos (míticos y/o científicos). ¡El lenguaje humano de símbolos es completamente diferente del lenguaje animal!
Técnica. El ser humano trans-forma su medio natural en medio cultural, construyendo utensilios y/o herramientas, que le otorgan enorme poder. ¡El criterio paleontológico para asignar carácter de “homo” a unos restos anatómicos, es su correlación con la fabricación de “instrumentos amovibles”! (Homo habilis)

Fundamentos (actuales) de esas diferencias:

• "Animal de realidades": la sensibilidad humana (captación informacional) ha devenido inteligente, por ello la aprehensión ya no es sólo de configuraciones (Gestalten) estimulantes , sino de “cosas”. ¡Una cosa es una unidad estructural, una “figura” sensorial con "significado”, que se actualiza –en la interacción con el humano- como siendo “algo por sí mismo” (“algo de suyo”), independiente del acto de aprehensión e independizable de las circunstancias que rodean a la cosa! ¡¡Esta cosa aparece como siendo “algo real”, con una forma o estructura propia, que puede ser conocida (conocimiento práxico-mítico o teórico-científico) y que puede ser trans-formada por la acción humana técnico-cultural!!
• "Fantasía creadora": al aparecer la realidad como unidades diferenciadas con estructura propia, que otorga una identidad que permanece más allá de los cambios circunstanciales y más allá de las apariencias perspectivistas de los actos de aprehensión, las cosas aparecen como entidades identificables. ¡Esto permite la aparición de la denominación y con ello del lenguaje simbólico con todas sus funciones! ¡¡Este plano simbólico permite –a su vez- el distanciamiento abstracto respecto al plano de los estímulos sensoriales, dando origen a una “imaginación des-funcionalizada” [Castoriadis], que puede crear así el juego (simbólico) de las posibilidades de lo real, necesario para poder transformar culturalmente las formas naturales, realizando las posibilidades de la realidad!!

Colofón: de por qué ... es necesaria la Psicopatología

Porque el ser humano es un “animal simbólico” que construye una intimidad: esto hace necesario el estudio específico de las estructuras de significado y de sentido que organizan su vida, tanto a nivel objetivo, cuanto subjetivo. Por ello mismo existen la lingüística, la lógica, la matemática, al tiempo que la historia, la sociología, la política, la ética, la estética, etc. Así mismo, es necesaria una “psicología cultural”, como es precisa una antropología cultural, diferenciada de la antropología física.

III-¿Para qué es necesaria la Psicopatología?

La Psicopatología, como desvelamiento de las estructuras perturbadas y perturbadoras de la organización simbólica del comportamiento humano, es imprescindible para entender el significado y comprender el sentido del sufrimiento personal del ser humano. ¡Los síntomas, aún en la enfermedad somática, es lo sentido, lo vivenciado y lo experimentado por el sujeto humano en su intimidad psíquica y en su corporalidad, como encarnación de dicha intimidad (sentimiento, valores, pretensiones, frustraciones, etc.)!
¡¡En la “enfermedad psíquica”, <<los síntomas son dimensiones del sujeto y de lo subjetivo, que aparecen –al propio paciente y al semiólogo- como hechos objetivados>> [Gadamer]. Estos “hechos objetivos” son fruto de los procesos psicopatológicos que por “des-apropiación”, por auto-alienación transforman lo propio del sujeto en algo alienado. Esta estructura enajenante es lo que tiene que intentar captar la psicopatología, para la aprehensión delimitada de la unidad estructural de todos los síntomas, que permita comprender a estos como manifestaciones diferentes de un solo proceso nosológico, que sustente coherentemente la intelección de las unidades nosológicas de la patología psíquica!! [Jaspers]. Sólo esta captación de auténticas “Unidades nosológicas”, en el nivel psicopatológico, puede sustentar una auténtica investigación etio-patogénica, terapéutica y pronóstica, más allá de los conglomerados sintomáticos actuales, no sintetizables, y más allá de la desmesurada co-morbilidad nosográfica actual. “La psicopatología es la ciencia básica de la psiquiatría” [Blankenburg]